Noticias

Piloto de 100 años, conocido como "bombardero de golosinas", se recupera de Covid-19

Gail Halvorsen tuvo la idea de lanzar golosinas para los niños cuando las tropas soviéticas cortaron el acceso terrestre a Berlín Occidental

-

bombardero de golosinas - DPA

Provo/Utah, Estados Unidos.- Gail Halvorsen, piloto estadounidense de 100 años conocido por los niños alemanes a finales de los años 40 como el "bombardero de golosinas", se recuperó casi por completo del coronavirus, señaló su hija a dpa.

Halvorsen, que vive en el estado de Utah y cumplió 100 años en octubre pasado, tiene tos pero por lo demás está "muy bien", comentó Denise Williams.

"Parece que ha vuelto a su edad normal de 100 años", indicó, añadiendo que su padre estaba agradecido por los mensajes con buenos deseos recibidos, también desde Alemania.

Halvorsen se hizo famoso unos años después del final de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), cuando las tropas soviéticas cortaron el acceso terrestre a Berlín Occidental y sus dos millones de residentes.

Desde junio de 1948 hasta mayo de 1949, los pilotos estadounidenses, británicos y aliados realizaron casi 280.000 entregas de alimentos y suministros por vía aérea.

Esos víveres incluían dulces. Fue idea de Halvorsen lanzar golosinas para los niños durante el bloqueo soviético, y pronto se convirtió en el rostro del puente aéreo de Berlín.

La idea le vino después de encontrar un grupo de niños reunidos detrás de una valla de alambre de púas en el aeropuerto berlinés de Tempelhof. Les dio un chicle y, al ver que lo compartían, prometió dejar suficientes para todos ellos.

Ató barras de chocolate y goma de mascar en pequeños paquetes unidos a pañuelos que caían como paracaídas.


Los aviones aterrizaban cada dos minutos, pero como señal, él movía las alas de su avión.

La noticia de los dulces que caían del cielo se difundió rápidamente en Berlín, lo que le valió el apodo de "Tío Alas Onduladas", o "Bombardero de Caramelos".

El gesto de Halvorsen fue el mejor anuncio publicitario del puente aéreo de Berlín y ayudó a promover la amistad germano-estadounidense en la posguerra.

El entonces joven piloto de 24 años y sus camaradas dejaron caer más de 23 toneladas de chocolate y caramelos durante varios meses.

DPA

Recibe todas las noticias en tu e-mail

Toda la actualidad de la CDMX, México y el mundo.

Debes completar un tu e-mail Debes completar un e-mail correcto.
Ya estás suscrito a nuestro newsletter. Pronto recibirás noticias en tu correo.

Suscribirse implica aceptar los Términos y Condiciones

Sigue leyendo

Más de Noticias